Terapia de Regresión

  • TERAPIA DE REGRESIÓN
  • TERAPIA DE VIDAS PASADAS
  • ESTADO EXPANDIDO DE CONSCIENCIA

Muchos nombres, diferentes maneras de mencionarlo y de explicarlo. Aunque «Terapia de Regresión y vidas pasadas» sea tal vez el nombre más conocido de esta técnica, lo cierto es que abarca mucho más que las vidas pasadas…. por eso simplemente las llamo «Regresiones» 

Me resulta muy curioso, como se han generado un sin fin de ideas equivocadas respecto a esta técnica. Por eso me gustaría explicarla desde un lugar sencillo sin enredar con definiciones y conceptos, los cuales solos, sin la experimentación, resultan poco entendibles.

Podríamos decir, primero que nada, que es una técnica terapéutica, una herramienta poderosa que nos permite abrir una puerta hacia nuestro interior, hacia nuestro inconsciente, comunicándonos con  nuestra alma, con todas las maravillosas posibilidades que esto implica.

Reconectarnos con nuestra sabiduría interior para encontrar respuestas, entendimiento y sanación.

Por lo general, la información que se obtiene a través de revivir las situaciones no resueltas, es muy reveladora, comprendiendo nuestras vivencias, desde una perspectiva más amplia y elevada. Esto permite liberar todo el caudal emocional que estaba atrapado allí. 

  

Podemos utilizar esta herramienta para fines terapéuticos o fines de autoconocimiento. Es decir, para buscar resolver algún conflicto, trauma, fobia, bloqueo, conducta nociva repetitiva, conflicto en las relaciones, dolencias sin causas físicas, y todo aquello que podríamos trabajar en una psicoterapia. O bien, con fines de autoconocimiento, para profundizar en nosotros mismos. Para quienes desean encontrar un significado más profundo a la vida, descubrir su misión, su propósito y aquello que han venido a aprender y experimentar.

 

Nuestra percepción y entendimiento sobre la muerte se va modificando en la medida que experimentamos las sesiones, y por supuesto en la medida que nos lo permitimos. Esto sin dudas para mí es también,  un enorme aporte que nos brinda

Te cuento más en las preguntas frecuentes ...

 

A través de esta técnica podemos explorar nuestro interior y sumergirnos en los recuerdos de nuestra alma.  

Es importante entender que para el alma no existe el tiempo lineal, es decir que aquello que vivimos, aún aquello que suponemos «sanado» por el tiempo, puede continuar afectándonos. Es por esto que al experimentar hoy algo que nos recuerde aquel dolor, vuelven a resurgir todas las reacciones que esto nos provocó en su origen. Debido a esto muchas veces tenemos, por ejempo, reacciones desmedidas o bloqueos, frente a algo que vivimos o frente a determinadas personas, sin que lo comprendamos.

La Terapia regresiva, es una técnica a través de la cual podemos recordar y re-sentir experiencias pasadas. no es solamente recordar si no que volvemos a sentir las sensaciones físicas, las emociones y pensamientos que surgieron en aquel momento, de este modo la experiencia se procesa desde todo nivel, pudiendo encontrar las conexiones con lo que hoy pueda estarnos afectando. Al revivir la experiencia re-sintiendo podemos comprender con cuáles reacciones quedó asociada esa experiencia, cuáles condicionamientos o bloqueos pudo generarnos, que pueden seguir afectándonos hoy. Una vez hallado el posible origen de lo que hoy nos afecta se completa el procedimiento con la liberación de esa energía atrapada, la  comprensión de que esa vivencia es pasada, reformulando una nueva forma de responder ante una situación similar, es decir  


«Haciendo consciente lo inconsciente». Todo aquello que se nos presenta hoy como síntoma, bloqueo, ciclo repetitivo o miedo, tiene su origen en una o varias experiencias anteriores en donde se anclaron estos patrones. Esta técnica facilita la búsqueda de esos recuerdos para permitirnos liberar toda la carga emocional que no pudo ser drenada en ese momento, recuperar la energía que quedó atrapada como en un bucle que nos regresa a resentirlo una y otra vez, al mismo tiempo que nos permite entender esas situaciones vividas desde una comprensión más amplia, es decir, logrando la comprensión de el significado de esa experiencia vivida. De este modo, los síntomas desaparecen o se comprenden desde un modo diferente permitiendo su liberación.

¿Alguna vez escuchaste decir o dijiste, frente a un dolor…»se me parte el alma»…? 

Pues bien, frente a una situación muy intensa se produce un estallido de energía. Si la situación es de intensa alegría, nuestra energía crece, se expande, se recarga, mientras que si es intensa por dolorosa, nos fragmentamos, queda en nuestra alma una huella, una herida de esa situación, o mas bien queda parte de nuestra energía allí atrapada en esa situación, haciendo que una  y otra vez revivamos esos síntomas al experimentar algo que nos lo haga recordar.

 

Cuando vivimos una situación muy dolorosa o difícil se produce un sinfín de reacciones tanto a nivel físico, a nivel emocional y a nivel mental. El conjunto de estas reacciones físicas, emocionales, y mentales, queda relacionado a esa situación que lo provocó, haciendo que cada vez que se toma contacto con una situación similar, aunque sea mucho más leve, vuelvan a surgir todos las reacciones físicas, emocionales y mentales de aquella vez en donde se grabó esa impronta. Así, por ejemplo, alguien que en su infancia vivió violencia y discusiones fuertes en el hogar, puede ser muy sensible a cualquier discusión y al escuchar a dos personas discutiendo, volver a resentir todas las reacciones que aquellas discusiones de la infancia le provocaban.  

De igual modo que, por ejemplo, un perfume de primavera que nos llega repentinamente puede activar un recuerdo, de un lugar agradable de la infancia, y transportarnos automáticamente allí, resintiendo las sensaciones y emociones del lugar.  

Cuando el origen se encuentra en un recuerdo del que no somos conscientes, tal vez de la infancia , la vida intrauterina o tal vez de una existencia anterior, nos surgen como síntomas sin poder comprender su origen para ser procesado.  RECORDAR, no para sufrir, sino para PROCESAR y LIBERAR, recuperando la energía atrapada en esa situación.  Por eso la importancia de restaurar las memorias. 

 

No siempre. A veces durante la regresión surgirán recuerdos que nos ayuden a liberarnos de algún dolor, para modificar conductas o patrones y otras veces surgirán recuerdos para incorporar aquellas emociones o sentimientos que recogemos en la experiencia.

Por ejemplo, algunas veces durante la regresión nuestra alma nos lleva a  recordar experiencias, ya sea de esta o de otras vidas , con la maravillosa finalidad de volver a sentir algo que estemos necesitando. Así por ejemplo, alguien que siente una profunda soledad o desamor puede recordar una experiencia o un momento anterior en su vida o en otra vida ,donde haya sentido la calidez, el amor, el compañerismo, muy intensamente, pudiendo «re-sentirlo»  y recargarse con esa energía que estaba necesitando recordar para poder hallarla hoy en su vida.

Absolutamente si. El trabajo se realiza en total consciencia, es más, ocurre en un estado de amplia consciencia, en estado de consciencia expandida. El consultante esta sintiendo y experimentando vivencias anteriores al mismo tiempo que esta en consciencia de donde se encuentra, lo que está haciendo e inclusive muy consciente de cualquier sonido y  movimiento que pudiera haber.  

No solamente vamos a recordar todo, si no que también nos quedan sensaciones y emociones re-sentidas durante la experiencia.

El trabajo se realiza en lo que se llama estado expandido de consciencia.

Es de alguna manera como estar en diferentes lugares y situaciones al mismo tiempo. Es conectar con el inconsciente, con el alma pero al mismo tiempo siendo consciente de todo. Algo parecido a tener un sueño vívido pero al mismo tiempo poder recorrerlo, sentir el sueño y sentir el aquí y ahora donde te encuentras. Los sentidos  la sensibilidad están están más despiertos, más activos. En este estado podemos acceder a recuerdos de nuestra vida, del período de gestación, incluso antes de ser gestado, cuando se prepara el alma para encarnar. se puede recordar cualquier instancia que el alma transitó. Se puede también tener contacto con los guías, o con seres queridos. y desde este estado se puede comprender con una amplitud mucho mayor.

El límite lo pone uno.

La sesión consiste en una pequeña relajación inicial, buscando centrar la atención en el momento. Luego partiendo del motivo a trabajar te acompañaré a través de esta técnica con preguntas e indicaciones para que puedas buscar en tu interior aquello que tu alma esté necesitando mostrar. Una vez hallado el posible origen del síntoma se realiza lo que podríamos llamar la sanación, drenando y liberando las emociones no procesadas,  recuperando la energía bloqueada en esa situación, así como logrando una comprensión y entendimiento de la situación desde un lugar mucho más amplio.

En el caso que el motivo de consulta no sea algo puntual si no que sea para autoconocimiento, el procedimiento será el mismo solo que más abierto a lo que vaya surgiendo 

Es importante designar 3 horas para cada sesión. La sesión en sí dura de 2 a 2 y 1/2 horas aproximadamente. Por eso recomiendo contar con 3 horas para disponer de un tiempo extra para comentar si surge algo antes y/o después. 

Esto por supuesto dependerá de la apertura de la persona hacia los cambios, dependerá también del compromiso con que aborde el trabajo y del  nivel de consciencia, es decir del punto en el que se encuentra la persona. Sin embargo, es una característica destacable de esta técnica, el alcance y la profundidad que se logra en muy poco tiempo. Algunos temas puntuales se pueden resolver en pocas sesiones, inclusive en una sola, mientras que otros temas más profundos se irán resolviendo paso a paso.

Un tema puntal podría llevar 1 a 3 sesiones mientras que un trabajo más amplio de exploración, sanación, autoconocimiento podría llevar de 10 a 15 sesiones. Siempre dependiendo, como mencioné antes, el grado de compromiso del consultante.

La regresión puede ser a cualquier momento o situación, que haya experimentado nuestra alma. Ya  sea que esté en nuestra consciencia, es decir, algo que recordamos, o que esté guardado en el inconsciente. 

Por lo tanto podremos encontrar respuestas en una experiencia de esta vida, tal vez en otra etapa como la adolescencia, o infancia, en la etapa de vida intrauterina o incluso antes de nacer, es decir durante otra existencia.

Lo más importante es permitirse la experiencia. Permitirse dejar que aflore todo aquello que surja, sin juzgar, sin racionalizarlo ni evaluarlo en el momento, simplemente permitirse fluir con lo que aparece, con la tranquilidad y absoluta certeza de que si surge es porque nuestra alma está preparada para ello. Siempre será para nuestro mayor bien, ya que el trabajo no lo dirige el terapeuta sino que es dirigido por el consultante desde su alma.

Luego, habrá tiempo para evaluarlo y analizar si es algo que nos vaya a servir en nuestro camino de evolución, pero en el momento es importante como dije, permitirse la experiencia.

El consultante solo debe SENTIR lo que sea que surge pero sí es muy importante que transmita todo lo que va viendo, sintiendo o percibiendo. 

En este estado de consciencia expandida todos nuestros sentidos se activan o agudizan. Esto permite que podamos recordar experiencias en algunos casos con gran intensidad, ya que no solo se recuerdan si no que se siente todas las sensaciones y emociones e incluso pensamientos de ese momento. Por supuesto hay personas que visualizarán con facilidad, otras que no percibirán imágenes si no que serán sensaciones o emociones. Todo cuenta, todo es importante. Inclusive el no ver nada también es importante ya que eso permite indagar por ejemplo a qué se debe que no pueda ver.

Vale aclarar que cuando hablo de ver no me refiero solamente a imágenes, Al recibir las preguntas e indicaciones del terapeuta, muchas veces pueden surgir imágenes, escenas, sonidos, o pueden ser sensaciones, emociones, molestias, que aunque en un principio no se comprendan es importante comunicarlas ya que son el medio para avanzar en el trabajo. La punta del ovillo que permitirá ir aclarando lo que surgió.

Esta es una de las preguntas más habituales especialmente para aquellos que realizan una sola regresión, y lo cierto es que sea un recuerdo o la imaginación construyendo una historia, el efecto terapéutico se logra de igual forma.

Sin embargo, luego de experimentar distintas regresiones,  debido al caudal emocional y sensorial que se siente, las dudas se despejan solas.

Otro detalle en el que muchos reparan es cuando se experimenta una vida siendo del otro sexo o en un contexto desconocido. Recuerdo pensar en los comienzos, si estuviera imaginando elegiría contar una experiencia grata o hubiera cambiado el final.

Esto no es un problema, ya que nuestra alma nos mostrará aquello que podamos manejar y aceptar.

Vale decir que no se verá trastocada ninguna estructura moral, religiosa o de creencias que no deseemos modificar.

Al terminar la sesión, el proceso energético continúa, a veces por varios días, es importante dejar decantar todo lo experimentado para continuar procesándolo y obtener el mayor beneficio. Esta parte del trabajo es tan importante como la regresión en sí, ya que nuestra alma nos ha conectado con aquello en lo que debemos enfocarnos. A veces para modificar conductas o patrones y otras veces para incorporar aquellas emociones o sentimientos que recogemos en la experiencia.

  

Absolutamente si. Al principio me resultaba difícil aceptar esta modalidad pero luego de incorporarla me di cuenta que no modifica el resultado ni lo disminuye, por el contrario es genial poder disponer de más variedad de formas ya que existe mucha diversidad entre las personas, por lo que para algunos puede ser más cómodo hacerlo de una u otra manera.

 

Desde mi punto de vista una regresión al mes es un tiempo optimo que permite decantar y procesar la regresión realizada y delinear la siguiente.

terapia de regresión

Terapia de regresión


¿CÓMO FUNCIONA PARA FINES TERAPÉUTICOS?

Partimos de la comprensión de que todos los bloqueos, traumas, fobias, situaciones repetitivas, o todo aquello que se presenta hoy como síntoma y como motivo de consulta, tiene su origen en una experiencia traumática pasada, (puede ser del pasado inmediato, de la infancia, de la vida intrauterina o de una existencia anterior). Dicha experiencia anterior, al no ser procesada por la persona en su totalidad justamente por tratarse de una situación muy difícil, queda marcada en el alma, o más bien un fragmento del alma queda atrapado en esa situación. Toda esa carga emocional, los pensamientos y las reacciones en el cuerpo que provocaron esa situación difícil, al no ser comprendidas, procesadas, drenadas en el momento surgirán luego como síntomas para tener nuevamente la posibilidad de ser procesados, si se quiere sanados. El alma siempre buscará recomponerse.

Todas esas asociaciones negativas que han quedado grabadas en nuestro subconsciente debido a recuerdos dolorosos de esta o de otras vidas que pueden estar condicionándonos, limitándonos o afectándonos en el momento actual.

Con la sesión de Regresión lo que hacemos es, a través de alcanzar un estado de consciencia expandida,  accedemos al recuerdo de esa situación pasada que dio origen a el o los síntomas de hoy, para drenar toda la tensión emocional que no había sido liberada y gracias a ese estado expandido de consciencia, podremos adquirir un entendimiento más amplio de esa situación, comprender por qué nuestra alma tuvo que pasar por esa experiencia, qué aprendizajes nos deja. De este modo nos liberamos de esa situación con todo el aprendizaje que conlleva. Por esto decimos que la terapia de Regresión es una terapia del alma.  

Terapia de regresión


¿CÓMO FUNCIONA PARA FINES DE AUTOCONOCIMIENTO?

Pues, a través como dijimos de encontrarse durante la sesión en un estado de consciencia expandida es que la persona adquiere contacto con su sabiduría interna, con su consciencia superior, de este modo puede entender las experiencias vividas con una objetividad y comprensión muy amplia. Por qué vive la situación que vive, por qué le cuesta relacionarse, por qué tiene determinados bloqueos, etc.

Comienza a reconocer también sus fortalezas, recuperando su poder y paulatinamente el control sobre su vida.

Por otro lado, quienes se animan más pueden acceder a una nueva visión sobre la muerte, sobre los espacios entre vida, recordar  comprender el diseño del alma, la misión que se propuso realizar  su alma, los aprendizajes que se propone adquirir, así como el contacto con sus guías, seres de luz y/o energías de otras dimensiones.

Siempre dependiendo del alcance, la profundidad o amplitud que la persona se permita llegar.

terapia de regresión

Cómo conocí la terapia de regresión y qué significó en mi vida...

Conocí la existencia de la Terapia de regresión, hace muchos años, allá por mis 20 años, y quedé fascinada! La idea de poder recordar otras vidas, o recuerdos olvidados me encantaba. Siempre me atrajo la idea de conocer otros tiempos y por lo que había leído en aquellos años, esto me resultaba lo más parecido a un viaje en el tiempo, aunque claro que no es tan así…

Pasaron muchos años hasta que por fin tuve la experiencia, la cual fue muy intensa

y como dicen muchos, fue un antes y un después en mi vida.

Hoy puedo decir que es una herramienta magnífica, amplia, completa. Siempre que esté realizada por alguien debidamente preparado y en un marco correspondiente. 

Por eso, es la herramienta que  elijo para continuar mi propio crecimiento y evolución y para acompañar a otros en su proceso.

 Existen hoy muchísimas herramientas o técnicas para ayudarnos en nuestros procesos y es maravilloso que así sea, ya que nos permite elegir dentro de tanta diversidad aquellas con las cuales resonamos más o con las cuales nos sentimos más cómodos.

Una característica que me resulta genial y destaco de la Terapia Regresiva, es que sea en primera persona. Es decir que uno mismo va experimentando y encontrando respuestas, sin intermediarios. Esto tal vez es lo que la hace para algunos más temida que otras herramientas de autoconocimiento.  

Lo cierto es que es el alma de la persona consultante, quien dirige el recorrido, aquello que resulta más significativo o relevante para ese momento trabajar y también hasta qué profundidad llegar. Por esto mismo es que durante las sesiones, todo sucede de manera muy natural.

 Más sobre las sesiones aquí

¿Te gustaría leer la opinión de quienes lo han experimentado?..

Testimonios

Visita la sección Testimonios para leer las opiniones e impresiones de quienes han tenido la experiencia o escribe la tuya si ya la has vivenciado.

Si tienes alguna inquietud o pregunta personal
puedes escribirme aquí...
Mensaje privado

    Acepto la política de privacidad.